El sector de los minicréditos online sigue creciendo

Los conocidos minicréditos inmediatos siguen creciendo tanto en préstamos concedidos como en número de empresas que ofrecen sus servicios de pequeños créditos a través de Internet. Puede parecer contradictorio que el el sector crezca al mismo ritmo al que lo hace su mala fama.

El denominador común de los minipréstamos es que al tratarse de cantidades de dinero pequeñas las empresas que los comercializan están al margen de la supervisión del Banco de España, y los tipos de interés suelen ser bastante elevados. Para hacerse una idea de la cantidad de empresas que han surgido alrededor de este producto basta acercarse a algunos de los comparadores financieros como Busconómico y acceder al listado de créditos rápidos para ver que aparecen más de 40 empresas en el listado.

credito

El rápido crecimiento de empresas y de volumen de negocio es debido principalmente a que este tipo de créditos se consiguen generalmente de forma fácil y rápida a través de Internet. En la mayoría de los casos no es necesario ni enviar documentación ya que cuentan con sistemas automáticos de verificación de datos como Instantor. Esto puede provocar en algunos casos solicitudes poco reflexionadas y por impulso, que es cuando vienen los problemas, algo poco recomendable cuando se acude a financiarse con cualquier tipo de préstamo.

La competencia aumenta las ofertas

Otro factor a tener en cuenta en el auge de los minicréditos es la elevada competencia del sector. Este hecho provoca ofertas realmente atractivas para los consumidores, y son varias las empresas que ofrecen minipréstamos gratis y sin intereses para nuevos clientes. Vivus, Kredito24 o Creditomas, entre otras, ofrecen el primer crédito sin gastos. El cliente devuelve la misma cantidad que ha pedido sin ningún tipo de coste. Este tipo de ofertas hacen que cada vez más personas se acerquen a este tipo de créditos, el problema es que solamente es gratuito el primero y si no se puede devolver el dinero a tiempo y hay que solicitar prórrogas el coste es elevado.

Otra evolución que está ocurriendo en 2016 es que para llamar la atención de los posibles clientes la mayoría de empresas ha subido el límite de sus minicréditos hasta cantidades que rondan los 900 €. Hasta hace poco tiempo era casi imposible contratar un crédito rápido por cantidades superiores a los 300 ó 400 euros y ahora se llega a los 700 € e incluso a los 900 € en muchos casos. El problema es que estos préstamos tienen un plazo de devolución de solamente 1 mes y para cantidades por encima de los 400 € devolver el dinero más los intereses puede resultar complicado.

Hay empresas que permiten el pago en plazos como Monedo, OnlineCredit o Savso que deben ser tenidas en cuanta ya que en cuotas será más sencillo devolver el dinero.

Consejos

Como regla general antes de solicitar dinero rápido online hay que conocer perfectamente las condiciones, los plazos, intereses y pensar si seremos capaces de devolver el préstamo al finalizar el plazo. Una mala decisión o un impulso puede acarrearnos graves problemas ya que los costes de demosra en estos productos son muy elevados.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *